Animales que han inspirado a personajes y criaturas de ficción

Es increíble la cantidad de personajes inspirados por animales reales que existen en nuestra cultura. No es nada nuevo, pero no deja de ser curioso recordar que algunos de ellos existen por completo en la realidad.

Desde Pikachu al demonio des Tasmania, pasando por el correcaminos o los gusanos de Dune, muchos son los animales reales que han servido para crear quimeras y caracteres de todo tipo. Los personajes inspirados en animales reales son muchos, pues al fin y al cabo, al ser humano se le da especialmente bien eso de copiar. Aunque evitemos algunos de los animales más obvios, el número de ellos es mastodóntico. Porque, aunque la imaginación puede ser increíblemente poderosa, siempre viene bien tener algún punto de referencia con el que empezar. ¿Verdad?

El correcaminos

Siendo uno los personajes más conocidos entre todas las edades, el correcaminos es un simpático pájaro que tiene tendencia a hacerle la vida imposible al coyote, que solo quiere comer, al fin y al cabo. Si bien el coyote está claramente inspirado en el animal del mismo nombre, a muchos les sorprende que el correcaminos también lo esté. El Geococcyx californianus o gran correcaminos es un pájaro de la planicie sureña americana. Al contrario de lo que cabría esperar, este pájaro es más pequeño de lo que parece en los dibujos animados. Eso sí, tiende a correr de la misma manera que lo hace en la animación, cuya licencia aunque grande, permite reconocer al animal. Que por cierto, es más lento que los coyotes, alcanzando unos 42 km/h de máximo, bastante menos que los 64 km/h del depredador. Pero al menos, puede realizar vuelos cortos.

Pikachu

Sí, el mítico animal protagonista de la serie “Pokémon” también ha sido inspirado por la realidad. En concreto, el animal que lo inspiró fue el Ochotona iliensis, o ili pika, nombre que proviene de una ciudad. Este animal roedor de la familia de los conejos se encuentra en estos momentos amenazado debido a su pequeño y específico hábitat. El ili pika habita las zonas más escarpadas de las montañas al noroeste de China, entre los 2.500 y los 4.000 metros. Su cola puede alcanzar hasta 20 cm, y fue apodado “conejo mágico” por su descubridor, Li Weidong, en 1983, cuando se descubrió. Su hábitat se ha ido reduciendo enormemente durante los últimos años hasta alcanzar un 30% de lo que era, lo que ha puesto a este especialista en serio peligro.

El demonio de Tasmania

Por supuesto, otro de los grandes conocidos. Probablemente habría decidido no incluirlo aquí si no fuese por lo curiosos que resultan estos animales. El demonio de Tasmania de la Warner Bros, sin embargo, no se parece en absolutamente nada a los animales reales. La especie, Sarcophilus harrisii, se encuentra desde hace tiempo amenazada por la extinción debido a varios problemas, entre los que se encuentra un extraño cáncer contagioso o la caza masiva que se realizó en las pasadas décadas por un miedo injustificado. Estos animales, a diferencia del personaje que ha inspirado, son tímidos y huraños. Sí pueden resultar agresivos cuando se encuentran acorralados, pero normalmente tienden a huir, pues son la presa de otros animales más grandes. Se denominan demonios de Tasmania por la región en la que viven y por los horribles gritos que producen, muy inquietantes. Los demonios de Tasmania poseen la mordida más fuerte con respecto a unidad de superficie de mandíbula del mundo, así como muchas otras características aún más curiosas que las del personaje de ficción.

Los gusanos de Dune

Probablemente una de las licencias más libres y también más importantes dentro de las referencias fantásticas. Los gusanos de arena de Arrakis, el mundo donde se desarrolla gran parte de la Saga de Dune, son bestias increíbles y enormes, que se alimentan devorando la arena alrededor del mundo en el que habitan. Más allá de las referencias al respecto (que nos podrían llevar horas), estos animales ficticios están inspirados en varias especies reales. Pero especialmente en una: Arenicola marina. Este animal es un anélido, un gusano que vive enterrado en la arena de la playa, filtrando los sedimentospara capturar a los microorganismos que viven entre las arenas. Además, va expulsando la arena filtrada por el opérculo posterior, el ano. Otro aspecto que a inspirado a los gusanos de arena de Dune es el de sus enormes mandíbulas, que bien podrían ser las de una lamprea. Por otro lado, estos gusanos tienen más bien poco de gusano, porque, aunque poseen, según se describen, una musculatura parecida a la de los anélidos, al igual que un sistema circulatorio y digestivo parecido, poseen órganos, huesos (y dientes) que no corresponden en ningún caso a una especie sin notocorda.

Perry el ornitorrinco

He querido dejar este animal para el final. Probablemente porque sea mi favorito. Realmente, el ornitorrinco u Ornithorhynchus anatinus parece un chiste. Como si un demiurgo hubiese cogido todo lo que le sobraba al final de su creación y hubiese decidido crear un animal. Y esto precisamente es lo que lo hace sorprendente. Por ejemplo, el ornitorrinco es mamífero pero pone huevos (al igual que otras cuatro especies de equidna). Es el único mamífero del mundo con espolones venenosos. Posee un increíble sentido de electrorrecepción en su pico de pato y una cola parecida a la de los castores. Al igual que el personaje de Phineas y Pherb, hace un extraño sonido “cocleante”, muy curioso. Y estas son solo algunas de sus características. Los ornitorrincos están bastante extendidos por la costa este de Australia, aunque no son fáciles de ver. Pero desde luego, ver a uno en su hábitat natural es igual de impactante, o más, que las hazañas de los personajes inspirados en torno a este animal.

Share

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *