PrestaShop vs. WooCommerce

En este artículo vamos a analizar las dos herramientas más populares para generar nuestra tienda online: por una parte WooCommerce y, por otro, PrestaShop.

Si te has planteado crear un tienda online estás de suerte: actualmente existen multitud de herramientas que nos permitirán generar nuestra tienda online de forma rápida y completamente autoadministrable, ahorrándonos el coste que supondría una web a medida.

 

En este artículo vamos a analizar 2 de las populares: por una parte WooCommerce (plugin que se integra en WordPress) y, por otro, PrestaShop. Veremos que cada una tiene sus virtudes y sus defectos, y trataré de arrojar algo de luz para que te puedas decidir por una de las 2.

PrestaShop es un CMS (sistema de gestión de contenidos) orientado totalmente a la creación de un comercio electrónico, al contrario de lo que ocurre con otros CMS como WordPress o Joomla, que pueden abarcar distintos tipos de webs. Se trata de una aplicación veterana, creada en 2007, y que cuenta con un uso muy extendido, especialmente en España.

Por contra, WooCommerce se trata de un plugin específico para WordPress, con el quepodremos integrar una tienda online dentro del más popular de los CMS. Aunque su creación es relativamente reciente (año 2011), y ya existían multitud de plugins para crear un comercio electrónico, su popularidad ha crecido muy rápidamente convirtiéndose sin lugar a dudas en el más usado de los plugins de tienda para WordPress.

Vamos a analizar ahora estas aplicaciones, comparando diversos aspectos de la misma, lo que nos ayudará a averiguar sus puntos fuertes y débiles.

Documentación y comunidad

Ten por seguro que cuando empieces a montar tu tienda online te surgirán dudas con la configuración, necesitarás resolver algún tipo de error o puede que quieras agregar personalizaciones. Para ello, es importante que dispongas de una buena fuente de ayuda.

Por una parte ambas herramientas cuentan con una buena y completa documentación que nos ayudará a comprender los elementos básicos para configurar la tienda. Nada que reprochar a ninguna de la 2.

Otro aspecto muy importante es que haya una buena comunidad de usuarios que resuelvan dudas por medio de foros, blogs, etc., de forma que haciendo una búsqueda en Google podremos encontrar la solución a la mayoría de los problemas que nos surjan.

En la actualidad PrestaShop cuenta con una comunidad de usuarios mayor, de forma que podremos encontrar más información para resolver las dudas. Esto tiene una parte de trampa: dado que PrestaShop es más complejo de administrar (ya lo veremos más adelante), también se puede considerar normal que haya más temas tratados sobre él.

Por otro lado, al tratarse WooCommerce de una herramienta más reciente, también es normal que haya menos entradas en los buscadores. 4 años de diferencia dan para mucho.

MI VEREDICTO: EMPATE. Aunque hay más respuestas y comunidad para PrestaShop, la de WooCommerce está aumentando mucho y prácticamente podremos encontrar soluciones para todos los problemas que nos podamos encontrar tanto en uno como en otro.

Opciones de configuración

Como decíamos anteriormente, PrestaShop es un CMS pensado específicamente para la creación de tiendas online. Como tal, cuenta con la mayoría de opciones de configuración que podríamos esperar de un comercio electrónico. Algunas de ellas serían:

  • Modo catálogo: la tienda se puede comportar como un catálogo, es decir, los productos se pueden ver pero no comprar.
  • Comparador de productos: podremos seleccionar productos y ver una comparación por sus atributos.
  • Vista rápida: nos permite ver los detalles del productos sin necesidad de acceder a su ficha.
  • Multi-idioma: podremos mostrar la tienda en varios idiomas para facilitar la compra a un grupo mayor de usuarios.
  • Gestión avanzada de stock: dispondremos de varias opciones para gestionar la disponibilidad de los productos.
  • Multi-tienda: podremos gestionar varias tiendas online desde una única administración, compartiendo elementos entre ellas.
  • Favoritos: el usuario podrá crear un lista de deseos, para que pueda hacer futuras compras de forma más rápida.
  • Facturas: podremos generar facturas de los pedidos con un click.
  • Importación de productos: se podrá realizar una importación masiva de productos utilizando archivos CSV.

Todas estas opciones no las integra WooCommerce por defecto, aunque podremos añadirlas utilizando plugin adicionales. Esto es algo que, aunque a priori no nos tendría que dar problemas, siempre puede generar algún conflicto. Por ejemplo, podría ocurrir que actualizando WooCommerce a una nueva versión nos deje de funcionar algún plugin que hayamos añadido para conseguir una funcionalidad específica.

WooCommerce, en su instalación por defecto, cuenta con las opciones más populares necesarias para comenzar a trabajar con una tienda online, pero no es tan completo como PrestaShop.

MI VEREDICTO: GANA PrestaShop. Sin lugar a dudas es mucho más completo en opciones que WooCommerce.

Configuración de productos

De nuevo aquí veremos que PrestaShop cuenta con varias opciones que WooCommerce no incluye. Algunas podrían ser:

  • Grupos de usuarios: podremos definir distintos precios del producto en función del grupo de usuarios.
  • Precios específicos: dispondremos de múltiples opciones para configurar precios y descuentos (por cantidad, entre fechas, por país, etc.).
  • Personalización: se podrán añadir campos de tipo texto o permitir subida de archivos para generar productos personalizados.
  • Fabricantes: se podrá indicar el fabricante del producto.

Esto no significa que WooCommerce sea malo en este aspecto. Cuenta con multitud de opcionescomo la posibilidad de crear productos con variaciones (atributos), productos agrupados, descuentos simples, productos relacionados, notas para el producto, etc. También podremos conseguir nuevas opciones de configuración por medio de plugins adicionales.

MI VEREDICTO: GANA PrestaShop. De nuevo es más completo que WooCommerce en opciones de configuración de productos.

Facilidad de manejo – Administración

Tener tantas opciones de configuración se paga, y por eso la administración de PrestaShop es bastante más compleja. La curva de aprendizaje será mayor que en WooCommerce, y tardaremos más tiempo en conocer los entresijos de la tienda y manejarnos con soltura. Es cierto que, una vez hecha la configuración inicial, solo necesitaremos entrar en algunas opciones de administración, pero hasta llegar a ese punto tendremos que haber realizado varias tareas previas necesarias.

Algunos elementos de PrestaShop pueden ser especialmente complejos, como la colocación de los módulos (los famosos hooks de PrestaShop), y nos llevará un tiempo cogerle el tranquillo. Por suerte, gracias a la comunidad de usuarios que tendremos detrás y a la propia documentación de PrestaShop, podremos resolver casi cualquier duda.

Si por algo destaca WordPress, es por su facilidad de manejo. WooCommerce se integra perfectamente con WordPress y su configuración también será muy sencilla. Por ejemplo, la gestión de los productos de la tienda será muy parecida a la gestión de entradas o páginas de WordPress.

Si somos usuarios habituales de WordPress nos constará poco trabajo gestionar una tienda con WooCommerce, y rápidamente estaremos listos para empezar a configurar todos los aspectos de nuestro nuevo comercio electrónico.

MI VEREDICTO: GANA WOOCOMMERCE. Toda la administración de la tienda es mucho más sencilla.

Diseño del frontal de la web

En ambos casos dispondremos de multitud de temas para conseguir diseños con un acabado profesional. Eso sí, normalmente habrá que recurrir a un tema de pago para que el resultado tenga una buena calidad.

Aunque WordPress dispone de muchos más temas que PrestaShop, tendremos que buscar aquellos que estén listos para integrarse con WooCommerce. Con ello conseguiremos que el diseño específico de la tienda (listado de productos, ficha de producto, etc.) tengan un aspecto mucho mejor.

Otro asunto a destacar es que, por regla general, PrestaShop es bastante más rígido a la hora de personalizar un tema. Solo podremos utilizar una única instancia de cada módulo. Un ejemplo: si tenemos un módulo de banner, solo lo podremos utilizar en una única posición. Tendríamos que recurrir a módulos adicionales para poder agregar más banners.

Otro problema con el que cuenta PrestaShop es que los módulos no se pueden colocar en la posición que queramos, sino que algunos tendrán restringidas las posiciones (hooks) donde los podremos cargar.

Es por ello que habrá que elegir bien el tema que vayamos a utilizar, pensado que no podremos cambiar demasiado el diseño del mismo. Todo esto hablado sin agregar módulos adicionales.

Todo esto no ocurre con WooCommerce. Dado que se integra con WordPress, podremos añadir los llamados widgets en las posiciones que queramos y las veces que necesitemos, si bien es cierto que pueden existir algunos elementos (por ejemplo, el widget del carro de compra), que estén pensados para ser mostrados en una posición específica.

MI VEREDICTO: GANA WOOCOMMERCE. La configuración del diseño será más sencilla gracias a WordPress.

Métodos de pago

Tanto WooCommerce como PrestaShop tienen integradas las formas de pago más comunes: transferencia bancaria, pago contra reembolso, cheque y Paypal.

PrestaShop cuenta con métodos de pago adicionales, como Authorize.net, HiPay, PayPlug, etc., aunque su uso es menos común.

En ambas plataformas podremos encontrar plugins y módulos adicionales para integrar nuevas formas de pago, como Redsys. En general, estamos bien cubiertos.

MI VEREDICTO: EMPATE. Aunque PrestaShop integra más sistemas de pago, podremos disponer de casi cualquier pasarela de pago tanto en uno como en otro.

Métodos de envío

PrestaShop cuenta con un sistema que nos permitirá definir diversos portes de envío por importe total o peso de la compra, zona de envío (país y provincia), tamaño del paquete o grupo de usuarios.

WooCommerce es mucho más limitado en este sentido, de forma que no podremos establecer diversos precios por provincia o por cantidad de compra.

Será necesario recurrir a plugins adicionales si queremos conseguir más opciones de configuración en los portes de envío, algo que suele ser común si, por ejemplo, queremos tener diversos precios en función de la provincia o estado donde vayamos a querer realizar el envío.

MI VEREDICTO: GANA PRESTASHOP. Las opciones de configuración por defecto con las que cuenta son mucho más potentes que las de WooCommerce.

Extensiones adicionales

Es bastante probable que cuando empecemos a trabajar con nuestra tienda online nos veamos en la situación de que queremos incorporar nuevas funcionalidades que la aplicación no tiene por defecto, especialmente en el caso de WooCommerce donde, como hemos visto, las opciones de configuración que incorpora son menores que las de PrestaShop.

Para estas situaciones es donde entran en juego las extensiones adicionales: plugins, en el caso de WooCommerce, y módulos, en el caso de PrestaShop. Estas extensiones las deberemos instalar en nuestro comercio electrónico para conseguir las nuevas funcionalidades.

En ambas plataformas dispondremos de miles de extensiones con las que podremos añadir cosas como nuevos métodos de pago o envío, incorporar botones de redes sociales, configuración avanzada de precios, mejoras en el SEO de la tienda, integración con otros servicios de tienda online (Amazon, eBay, etc.), importación avanzada de productos, mejoras en los sistema de búsqueda, etc.

Se podría decir que con estas extensiones podremos incorporar casi cualquier cosa que se nos ocurra a nuestra tienda online. Puede que tengas alguna necesidad muy concreta que no esté disponible para alguna de las herramientas de tienda online que estamos analizando. De ser así, te recomiendo que verifiques si la incorpora de serie o existe alguna extensión que permita añadirla, antes de decidirte por una de ellas.

Sobre su coste, en general la mayor parte de los módulos para PrestaShop son de pago. No existen demasiado módulo gratuito, y los que hay, no siempre son compatibles con todas las versiones de PrestaShop.

Para WooCommerce sí que existen multitud de plugins gratuitos que podremos encontrar en la página de plugins de WordPress, aunque es posible que tengamos que recurrir a algún plugin de pago para conseguir determinadas funcionalidades. Por ejemplo, los plugins gratuitos para añadir más opciones a los métodos de pago son bastante más limitados en sus opciones de configuración que sus versiones de pago.

MI VEREDICTO: GANA WOOCOMMERCE, principalmente por contar con más plugins gratuitos. Hay que tener en cuenta que será menos necesario recurrir a extensiones adicionales en PrestaShop, porque viene mucho más completo de seríe.

Funcionalidades añadidas a la tienda

Es posible que en nuestra web la tienda online no sea el elemento principal de la misma o que, aunque lo sea, queramos añadir otros apartados adicionales ajenos a ella. Me refiero a cosas como un blog, un foro, un directorio de empresas, una galería de imágenes, etc.

En este sentido, WordPress es muy superior a PrestaShop: mientras que PrestaShop es un CMS enfocado a la creación de un comercio electrónico, WordPress puede abarcar muchas más temáticas, tanto por elementos que incorpora por defecto, como el blog, como a través de los miles de plugins que podemos instalar en él.

Por defecto, PrestaShop solo deja crear páginas estáticas (por ejemplo, una página con las condiciones del servicio) y añadir un formulario de contacto. Con los módulos disponibles podremos añadir algunos elementos más, como un blog, pero el abanico de posibilidades es mucho menor que en WordPress.

Por todo ello, si sabemos que en nuestra web queremos agregar otras funcionalidades distintas a la tienda, deberemos asegurarnos de que dispondremos de opciones para ello, cosa que es posible que no ocurra en PrestaShop.

MI VEREDICTO: GANA WOOCOMMERCE. Al estar integrado en WordPress, las opciones disponibles serán mucho mayores.

Resumen final

Después de todos estos puntos analizados, llega el momento decisivo: ¿qué opción elijo para crear mi tienda online? La respuesta no es única, sino que dependerá de las necesidades que vayamos a tener.

Es recomendable elegir PrestaShop si:

  • Necesitamos una tienda online con multitud de opciones de configuración o necesidades concretas.
  • La tienda va a ser el elemento principal de la web y no queremos agregar otros elementos como, por ejemplo, un foro.
  • No tenemos una necesidad de personalización del diseño de la web respecto a la demo del tema que hayamos elegido para la web.
  • Disponemos de tiempo para conocer todos los elementos de configuración disponibles.

Es recomendable elegir WooCommerce sí:

  • Estamos habituados a trabajar con WordPress.
  • Necesitamos una tienda online sencilla, sin demasiadas opciones de configuración.
  • La tienda no es el elemento principal de la web o necesitamos agregar otras funcionalidades.
  • Queremos personalizar el diseño de la tienda colocando elementos en distintas posiciones de la página.
  • Buscamos la sencillez ante todo.

Espero poder haber resuelto tus dudas a la hora de elegir una opción u otra. Si dispones de tiempo, siempre puedes instalarte las 2 para ver de forma directa sus opciones y decidir cuál se adapta mejor a lo que buscas por opciones y facilidad de manejo.

Quizá ahora te estés preguntado, ¿Y qué hay con el resto de herramientas disponibles para creación de una tienda online? Ciertamente, existen muchas más opciones que las 2 comentadas aquí, algunas muy buenas, pero se escapa al objetivo buscado en este artículo.

Por ejemplo, Magento es posiblemente la herramienta más completa y poderosa para la creación de una tienda online, pero cuenta con varios problemas. Por una lado, la curva de aprendizaje será mucho mayor y es bastante probable que necesitemos recurrir a terceras empresas para poder desarrollar nuestra tienda, con el aumento de coste que esto supone. También los requisitos del servidor serán superiores a los necesitados en WordPress o PrestaShop.

Se podría decir que está orientado a tiendas de un carácter más profesional. Ten en cuenta que con PrestaShop cubriremos la mayor parte de las características de Magento.

Otra posibilidad sería Virtuemart con Joomla. No la recomiendo debido a que las últimas versiones no son nada estables, y puede generarnos muchos dolores de cabeza.

Otras opciones como OpenCart, osCommerce, Zen Cart, etc. cuentan con una comunidad de usuarios más reducida y, en algunos casos, se han quedado algo anticuadas.

 

Share

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *